Noticias

La publicidad efectiva no siempre es la misma

Cada día estamos expuestos a una gran cantidad de estímulos publicitarios: gráficas, spots, jingles, productos… y, como es de esperar, es imposible fijar nuestra atención en todos y cada uno de ellos.

Cómo ha evolucionado la publicidad

La publicidad ha cambiado a lo largo de los años junto con la sociedad. En sus inicios, los anuncios contenían un alto porcentaje de texto en comparación con la imagen y se basaban en informar al público de los beneficios del producto en concreto. Poco a poco esto ha ido cambiando y las agencias de publicidad han tenido que adaptarse a los nuevos medios y también a la nueva actitud de los usuarios. Ya no nos interesa todo lo que nos muestren, somos más selectivos y solo queremos ver aquello que esté relacionado con lo que buscamos o con nuestros gustos particulares, por eso es cada vez más importante la segmentación y la personalización de la comunicación según las personas a las que nos dirijamos.

Las premisas básicas de la publicidad

No existe una definición correcta que resuma lo que debe tener un anuncio para ser publicidad efectiva, pero sí debemos tener en cuenta varios factores que van a mejorar la manera en la que nos acercamos a nuestro público potencial:

Aprende a adaptarte. Cada empresa es un mundo distinto y tiene unas necesidades y un presupuesto diferente. Pero todas ellas tienen que aprender a adaptarse a los cambios y a las innovaciones que se desarrollan. En el próximo año, tecnologías como la inteligencia artificial o los drones van a cobrar una mayor importancia y su papel en nuestro día a día tendrá un mayor protagonismo. Quizás podemos empezar a pensar en cómo podemos hacer uso de estas nuevas tecnologías para acercarnos a nuestros consumidores de una manera distinta. Ya es hora de salir de los medios convencionales y empezar a sorprender.

Personaliza tu comunicación. Como ya hemos visto, los usuarios son cada vez más exigentes. Con la aparición de las redes sociales se ha transformado por completo la relación entre marcas y usuarios. Ahora podemos conocer sus gustos y sus intereses de manera detallada y mostrarles solo aquello que les va a interesar para evitar así el posible rechazo.

Di sí a la creatividad. Una buena creatividad es un punto clave para llamar la atención y conseguir el impacto que buscas. El diseño tiene que ser atractivo y el concepto debe ser original para lograr marcar una diferencia en el sector en el que nos movamos. Las campañas de publicidad más efectivas son las que utilizan la creatividad y las que son distintas a lo que vemos normalmente, y acaban convirtiéndose en virales al compartirse en todos los medios.

Ten en cuenta el momento y el lugar. Aunque pueda parecer que si tenemos una buena idea esta se va a convertir en publicidad efectiva automáticamente, eso no es así. No solamente tenemos que ver dónde la promocionamos o a qué público nos dirigimos, sino también el momento en el que lo vamos a hacer. Hay muchos anuncios que han tenido la mala suerte de salir en el momento menos adecuado o de colocarse al lado de otro que perjudicaba su imagen. Así que mantén tus ojos bien abiertos y cuida todos los detalles.

No agobies. De verdad. Si te das cuenta, recibimos demasiados mensajes todos los días pero nos paramos a leer muy pocos. Una buena publicidad no solo tiene que ser original, sino que debe evitar agobiar al consumidor para que compre o para que consuma. Repetir es inevitable y tiene que hacerse para llegar a un mayor número de personas y para que el mensaje se asiente, pero sin oprimir ni cansar al que lo está viendo. Una buena forma de que tu público te conozca es crear una buena imagen de marca en todos los canales para que pueda llegar hasta ti por su propio pie.

Como hemos visto, no hay normas aceptadas mundialmente para realizar una publicidad efectiva, pero toda agencia de publicidad debe tener en cuenta ciertos parámetros para optimizar al máximo su comunicación. Lo más importante es saber a quién nos estamos dirigiendo y conocer cómo es, cómo se mueve y qué le gusta. Una vez tengamos claro lo que queremos comunicar y a quién se lo vamos a comunicar, la manera de hacerlo puede variar entre unas y otras empresas y cada una de ellas tiene que saber seleccionar lo que mejor se adapta a sus necesidades o a sus objetivos individuales.

No te quedes estancado en los medios tradicionales y prueba a innovar y a sorprender a tu público a través de las redes sociales, las aplicaciones móviles o incluso los robots. Tú pones el límite.

Si quieres saber cómo llegar de manera efectiva a tus clientes, contacta con nosotros. Te ayudaremos a construir tu marca y a comunicarla de manera adecuada a tu público para que el éxito esté asegurado.

 

Entrada anterior
Se puede hacer publicidad con muy poco
Entrada siguiente
De lo cotidiano nacen cosas extraordinarias
También te puede interesar
Menú