Noticias

De lo cotidiano nacen cosas extraordinarias

Isaac Newton nunca pensó que aquella charla con su amigo y biógrafo Stuckeley bajo un manzano y la caída de sus frutos, pudiera dar lugar a la formulación de la ley de la gravedad y sus teorías físicas.

Del mismo modo, Arquímedes, nunca encontró un baño tan gratificante como el que le hizo exclamar ¡eureka! y formular los principios de las fuerzas y la energía en los fluidos.

Pero sea como fuere, el caso es que la vida está llena de alternativas e ideas que surgen de las acciones más comunes e, incluso, de las más frecuentes y repetitivas.

El problema suele ser que la propia proximidad de lo que realizamos a menudo, no nos deja percibir las cualidades y el potencial de las mismas y se hace necesario que un tercero, nos ayude a descubrirlas mediante una visión ajena y neutral.

Los factores que suelen influir en esta escasa o nula valoración de lo cotidiano son los siguientes:

1.- La rutina hace que los detalles se diluyan y pierdan interés para nosotros.

2.- La exhaustiva preparación y formación en algo, nos hace verlo natural y sencillo para todos.

3.- La valoración social del ego como algo negativo, nos obliga a ser modestos y minusvalorar lo que tenemos.

4.- La excesiva exigencia nos lleva a despreciar las cualidades de lo que hacemos.

5.- Nuestra propia falta de necesidad, nos conduce a no ver la necesidad de otros.

6.- Dejamos de cuestionarnos y creemos que todo está correcto.

O simplemente no podemos conocer con la profundidad necesaria, áreas tan especializadas como son la valoración de nuestros productos, los mercados y la perfecta adecuación entre ambas, que se establece por lo que se conoce como Matriz de Ansoff o la Matriz Producto/Mercado y que sirve para identificar las posibles oportunidades de desarrollo y crecimiento de tu empresa.

El caso es, en definitiva, que a menudo, necesitamos la visión de un tercero para descubrir las cualidades que nuestra propia actividad o empresa tiene y pueden servir, para desarrollar nuestro negocio.

¿Por qué puede ayudarte una agencia creativa?

Una agencia profesional se compone de un equipo experto y con experiencia, que toma el pulso a diario de las necesidades que el mercado demanda cubrir y cómo desea cubrirlas.

Al mismo tiempo, está capacitada y acostumbrada a realizar el análisis metodológico de los productos y las características que éstos reúnen para su aceptación en el mercado.

Y, por último, cuenta con la capacidad de diseño y conoce las fórmulas para optimizar su lanzamiento.

De esta forma, la intervención en la empresa, ajena a las circunstancias que hemos desarrollado en el punto anterior, nos permite descubrir hasta qué punto tu producto, satisface las necesidades del mercado y cuáles son sus puntos débiles.

Pueden ocurrir varias cosas en este momento de las que destacamos de una forma muy reducida las siguientes:

1.- Que tu producto tenga realmente unas cualidades óptimas para ser presentado y aceptado por el mercado, pero se hayan de establecer las formas idóneas para hacerlo.

2.- Que tu producto tenga una calidad excelente pero una presentación y diseño final inadecuado.

3.- Que tu marca no proyecte la imagen deseada.

4.- Que no te estés dirigiendo al segmento de mercado adecuado.

5.- Que tu mensaje no esté correctamente desarrollado y orientado.

Todas ellas son cuestiones que, a menudo, tienen una fácil solución.

Un simple ejemplo

Es muy frecuente que las características de diseño y presentación de nuestro producto o imagen de marca, sean excelentes, y presenten un acabado de lujo que asuste a un consumidor de un segmento económico, menor al que nos dirigimos y le disuada, a primera vista, sin llegar a interesarse en el precio aun siendo éste adecuado.

Así mismo, el mismo producto puede ser interpretado por un consumidor de un segmento más elevado, como un producto de inferior calidad o incluso una falsificación si nuestro producto presenta un diseño y calidad que no se corresponde, con un precio más económico del esperado.

En definitiva, ambas respuestas se derivan de una reacción a un mensaje erróneo ya que, en la mayoría de los casos, será posible abordar ambos segmentos de mercado incidiendo en cada caso en las características más buscadas por cada consumidor.

El gran error de las empresas

De nada le sirve a una pizzería buzonear con miles de flyers una urbanización cuyos pisos no se han entregado.

A menudo, sólo pensamos en la cantidad sin tener en cuenta que el saber hacer, la experiencia y la calidad, evitan que lo que ha de ser una inversión productiva, se convierta en un gasto inútil por la carencia de creatividad publicitaria e ideas.

Sin embargo, ésto que no deja de ser algo tan cotidiano y evidente, como lo que exponíamos al principio, es algo que frecuentemente tardamos en ver.

Nuestra agencia creativa te ayudará, sin duda, a encontrar las mejores soluciones y descubrir, aquellas cosas que se te pueden pasar por alto para desarrollar tu negocio. No dudes en consultarnos, seguro que, cuando menos, resultará una conversación interesante.

 

 

Entrada anterior
La publicidad efectiva no siempre es la misma
Entrada siguiente
La Identidad Corporativa guía todos los pasos de tu empresa
También te puede interesar
Menú