Noticias

¿Qué son las técnicas creativas y cómo pueden ayudar a tu negocio?

 

Las técnicas de creatividad son, básicamente, aquellos métodos que potencian el pensamiento creativo. En otras palabras son labores que implican determinadas acciones que sirven como estímulos creativos. Estas técnicas son fundamentales en el mundo del marketing online y offline, ya que empujarán a pensar de una forma diferente y original. Evidentemente no garantizan el éxito, pero en algunos casos pueden suponer un auxilio fundamental para llegar a él.

Pero, ¿cuáles son esas técnicas creativas conocidas en cualquier agencia creativa? Existen tantas como personas dedicadas a ellas y algunas son tan personales que resultan, literalmente, intransferibles. Pero sí que hay otras que pueden adaptarse a cualquier tipo de mente creativa y, por lo tanto, su conocimiento resulta importante en el mundo de la publicidad.

Seguramente la más utilizada, aun de forma inconsciente, es la copia creativa. Esta técnica consiste en buscar proyectos, nombres o ideas que te agraden y usarlos como materia prima para tu propia labor creativa, combinándolos, distorsionándolos o retorciéndolos hasta crear algo completamente nuevo.

La asociación forzada es otra buena técnica creativa. Consiste en la escritura de una serie de palabras al azar (por ejemplo, sacadas de manera aleatoria de un periódico) y su posterior asociación con el objeto de tus pensamientos (esa campaña en la que trabajas, ese problema que no te deja avanzar). Los resultados son tan originales como sorprendentes y útiles a la larga.

También se utiliza mucho la llamada galería de famosos. Haz una lista de personalidades reales y de ficción y piensa en cómo resolverían ellos tus problemas. Pueden ser personajes positivos o relacionados con tu campo (por ejemplo, piensa en Don Draper, el protagonista de Mad Men) o personajes negativos. Los resultados te serán de gran utilidad si sabes utilizarlos de forma objetiva.

Existen dos técnicas casi antagónicas muy utilizadas en la creatividad y que han pasado ya casi al lenguaje habitual. La primera es el brainstorming o tormenta de ideas, en la que una serie de creadores se reúnen y comienzan a decir cuantas ideas pasan por su cabeza en relación al problema concreto planteado, interactuando entre ellos y rellenando, sin saberlo, los huecos y fallas que tenían las ideas de los demás. La otra es la técnica de Moliére, que consiste casi en lo contrario, es decir, en preguntar a alguien completamente ajeno al problema (e incluso al ambiente profesional en el cual ha aparecido) por cómo lo resolvería él. ¿Te imaginas preguntarle a tu madre cómo afrontar una buena estrategia de marketing online? Pues igual no es tan ridículo como podría parecer a simple vista.

Una última técnica creativa muy utilizada es la de los mapas mentales. Créate un esquema de tus ideas y de cómo estas interaccionan entre sí, cómo unas te llevan a otras. La respuesta al siguiente paso saldrá de forma natural, solo con tu imaginación y creatividad.

Entrada anterior
Amundsen … ”Únete a la comunicación Positiva”
Entrada siguiente
Nuestros clientes, en la televisión
También te puede interesar
Menú