Noticias

¿Qué es un manual corporativo?

Si has ido leyendo los artículos que venimos publicando sobre Identidad Corporativa, te resultará fácil entender de qué hablamos. Si no lo has hecho aún, te recomendamos su lectura, con el fin de que su comprensión sea fácil, ya que el objeto en el que se plasma ésta, difícilmente puede ser comprendido, si se parte de una visión parcial o sesgada de aquello que lo define y que, en definitiva, lo dota de contenido.

La confusión generalizada entre imagen corporativa e identidad corporativa, es algo tan frecuente que, a menudo, alcanza incluso a los profesionales del sector, encontrando amplia documentación identificada como manuales de identidad corporativa, que son meras exposiciones del grafismo corporativo, ni siquiera podemos hablar de la imagen en un sentido global, su diseño, aplicaciones y usos, de una forma totalmente ajena a la personalidad de la compañía. Véase este ejemplo.

Una concepción algo más avanzada, la podemos ver en aquellos manuales que se acercan, tímidamente, a algo así como intentar justificar, con una breve introducción sin nexo de continuidad, los mismos diseños gráficos en una exigua exposición de los valores y personalidad de la compañía que debieron inspirarlos, véase este otro, a modo de coletilla, que justifica una profesionalidad más elevada.

En un tercer nivel, encontraremos aquellos que quieren aproximarse y que no llegan, pero que, al menos, intentan establecer una cierta unión justificada entre la personalidad de la empresa, los diseños que la identifican en diferentes soportes y los mensajes o contenidos, aunque de éste no hemos encontrado ningún ejemplo disponible.

Sea como fuere, el caso es que, basándonos en estos manuales de identidad corporativa, ni Coca Cola, ni Red Bull, ni Nike, serían hoy lo que son, sin que quiera esto decir que se hubiesen hundido, pues menos es nada.

Bien. Ya sabemos lo que no es. Intentemos ahora saber lo que es y aquello que lo integra.

¿Qué es un manual corporativo?

Existen muchos tipos de manuales. Manuales de usuario, manuales de procedimiento, manuales de instrucciones… Pero el denominador de todos ellos es el de que un manual, es un documento que establece instrucciones claras y precisas sobre algo que reviste unas cualidades concretas, y que es utilizado para unos fines determinados, estableciendo así su modo de uso, su funcionalidad y los fines a que se destina el objeto al que se refiere.

De esta forma, el manual corporativo de la empresa pasa por definir, perfectamente, la identidad de la misma, en todo su conjunto y amplitud, la filosofía de la empresa, para establecer las pautas de una serie de elementos internos y externos, definiendo, con detallada precisión, los medios y sus más mínimos detalles, para la consecución de los objetivos que también define y pretende, cohesionando todo, una consecuencia lógica del espíritu que imbuye todo el proceso, en torno a las pautas que se derivan de la identidad establecida.

¿Qué define la filosofía corporativa y la identidad cultural?

La filosofía de la empresa responde a cuatro preguntas básicas: Quién soy, qué hago, cómo lo hago y dónde quiero llegar.

Para alcanzar sus respuestas hemos de analizar varias cosas: Competencia, producto, Target o público objetivo al que queremos dirigirnos, sector socioeconómico e histórico en el que se desenvuelve…

De los elementos analizados previamente a la configuración de la identidad corporativa, devenimos en el análisis y establecimiento de la identidad cultural de la que se extraen, su misión, valores y visión.

Por ejemplo, en el caso de Coca Cola, la misión consistiría en tres objetivos principales a largo plazo.

– Refrescar a todo el mundo.

– Generar sentimientos de optimismo y felicidad en la gente.

– Crear valor y marcar diferencias.

El nexo articulador y la gran cohesión del manual corporativo

Coca Cola es felicidad. Lo es internacionalmente desde su deseo de presencia global y, para serlo, debe fomentarlo desde su propia raíz, desde sus empleados, distribuidores, directivos, proveedores y todas sus relaciones internas para poder proyectar, desde su interior, esa felicidad al público objetivo que desea alcanzar y contagiarlo de la misma.

El manual corporativo interno, recoge minuciosamente esta filosofía y la refleja en líneas de operación internas.

Del mismo modo, la misma filosofía, establece las líneas de operación externa. El cómo debe transmitirse este mensaje al público objetivo a alcanzar. Medios y contenidos, son analizados exhaustivamente para que confluyan en la transmisión de un mismo mensaje inequívoco, definiendo, con absoluta precisión, cada detalle y justificándolo mediante un manual de externalización y comunicación perfectamente planificado.

Pero para ello, necesita una imagen perfectamente identificable y exclusiva, siempre idéntica y diferenciadora, manual de imagen corporativa, que no se limita al grafismo, sino a todo tipo de simbología sensorial y que constituye su presencia de marca, así como unos vehículos o medios a través de los cuales proyectarla y unos mensajes que la conduzcan; manual de comunicación.

De algo tan simple como un logotipo, hemos pasado a una biblia donde el diseño mama de unas fuentes que imprimen su ADN y en la que la agencia creativa, que te invitamos a visitar, constituye el elemento aglutinador para el éxito.

Entrada anterior
El logotipo, la primera imagen de tu empresa
Entrada siguiente
Diseño de páginas web responsive el presente y futuro de tu negocio
También te puede interesar
Menú