Noticias

Programación web: no basta sólo con un buen diseño web

El éxito de una web depende de muchos factores. Uno es la calidad de los contenidos. Otro es un diseño atractivo que, además, sea funcional y facilite la usabilidad y la accesibilidad. Pero, sin duda, más importante que una estética llamativa es la programación web. En la calidad de la programación reside, buena parte del correcto desempeño de una web, su facilidad de uso, su posicionamiento en buscadores y, por último, su eficacia a la hora de transmitir un contenido o vender un producto o un servicio.

Qué es la programación web

La programación es el conjunto de tecnologías de software, que se utilizan para desarrollar una página web o un producto digital online. Se conoce también como desarrollo y comprende tecnologías que, generalmente están del lado del servidor y procesos de bases de datos que son consultadas por los usuarios, utilizando navegadores web para recuperar información o llevar a cabo tareas concretas.

Son, por un lado, aquellas tecnologías que sirven para construir la apariencia física de la web, su estructura y arquitectura, la distribución de sus secciones y elementos. Por otro, aparecen las tecnologías y softwares que permiten ejecutar acciones: consultar bases de datos, listar y filtrar resultados de las búsquedas, reproducir elementos multimedia, como vídeos o audios, interactuar con los contenidos u otros usuarios, etc.

Es decir: la programación define cómo es la estructura física de la web y, sobre todo, cómo funciona ésta ante las demandas y acciones de los usuarios que la visitan.

Principales lenguajes de programación

Muchos son los lenguajes de programación que se pueden emplear para construir webs. Sin embargo, los más importantes son el HTML y sus evoluciones, como el XHTML, que es el lenguaje esencial de maquetación, el que sirve para construir la arquitectura y ubicar los diferentes elementos que después, serán vestidos de color por el diseño.

El diseño también tiene su propio lenguaje de programación, que es el CSS, u hojas de estilo en cascada. Estas hojas de estilo contienen la información para dar apariencia y estética a los diferentes elementos de la web. Por ejemplo, el color de un botón o el tamaño de un texto, en función del lugar donde se muestre.

Otro lenguaje muy extendido en la programación web es PHP, que permite generar contenido dinámico y mostrarlo en función de determinados parámetros o consultas de los usuarios. Además, también es muy frecuente emplear JSP, o JavaServer Pages, un lenguaje que también facilita la generación de contenido dinámico pero que, a diferencia de PHP, se basa en Java. Este tipo de lenguaje, es de los que se denominan como orientado a objetos y es muy ágil a la hora de construir funciones en las webs.

Cómo debe ser la programación

Cualquiera que esté pensando en lanzar una web al mercado, debe preocuparse mucho de la programación. El apartado técnico, es tan importante o más que el estético y tan relevante como los contenidos. Tanto, que sin una buena programación, los contenidos o los servicios no pueden ser entregados a los usuarios y el diseño pasa a ser algo irrelevante.

Una programación de calidad debe ser ante todo limpia. El código debe estar escrito con claridad y orden y compilado de forma que, se ejecute sin problemas, sin demoras y sin generar fallos por pequeños que sean.

La programación debe producir funcionalidades rápidas y fáciles de manejar, que generen llamadas a las bases de datos, que se envíen y se ejecuten con celeridad, devolviendo la información cuanto antes y agilizando al máximo la tarea del usuario.

Por último, la programación web, debe facilitar lo más posible su propia corrección si se producen fallos. Debe estar tan bien hecha que, cualquier técnico pueda enmendar fallos sin tener que reconstruir los desarrollos por completo.

Impacto en el posicionamiento

Una correcta programación web, repercute en una mejor experiencia de usuario. Pero, además, tiene un impacto muy positivo en el posicionamiento del sitio en buscadores como Google. Para este buscador, la calidad de la programación es un criterio muy importante a la hora de valorar las webs que indexa.

Google tiene en cuenta factores que dependen directamente de la programación. Por ejemplo, la corrección del marcado HTML, el uso de las etiquetas adecuadas para construir las páginas y sus elementos. También valora la rapidez de carga de la web y de sus funcionalidades, algo que depende casi por completo del desarrollo.

Y también mejora el posicionamiento el uso de lenguajes de programación adecuados, como HTML 5, o el uso de estructuras que faciliten la accesibilidad. De hecho, la maquetación en HTML debe ser lo más accesible posible, tanto para que las personas con alguna discapacidad puedan utilizar la web, como para que Google valore mejor la web.

Con todo, la importancia de la programación es definitiva para el éxito de cualquier proyecto online. Si estás pensando en construir una web, o si necesitas mejorar la que ya tienes, no dudes en contar con nosotros.

 

Entrada anterior
La agencia de diseño y la visibilidad van de la mano
Entrada siguiente
La marca es mucho más que un nombre
También te puede interesar
Menú