Noticias

Las nuevas tendencias en diseño web y programación

El diseño web y la programación evolucionan de manera constante. Es más, las empresas se ven obligadas a cambiar su página web cada cierto tiempo para poder adaptarse a las tendencias del momento. Cualquier agencia creativa aconseja a sus clientes para que lo hagan.

A continuación te contamos un poco más algunos conceptos que debes conocer si quieres estar en la cresta de la ola en diseño y programación web.

Web Components

Ya se encuentra disponible el nuevo estándar del W3C para el desarrollo de sitios. Se prevé que a lo largo de los próximos meses se popularice el uso de herramientas como Polymer de Google, que permiten exprimir todo su potencial.

PHP 7

Una nueva versión de este lenguaje, dos veces más rápida que su antecesora y con mejores características de programación y seguridad verá la luz en este año.

NodeJS

Cada vez más desarrolladores utilizan herramientas con motor JavaScript bajo la plataforma NodeJS, pero ahora no solo se trabajará así en el backend (como se venía haciendo), si no que también se aprovecharán las herramientas del lenguaje para la optimización de recursos o la gestión de tareas.

Cloud Computing

La nube será el lugar elegido para el desarrollo de aplicaciones web. Sus posibilidades son infinitas gracias a su escalabilidad, su flexibilidad y rapidez, todo lo que un proyecto necesita.

También se utilizarán en gran medida los servicios XaaS para cubrir necesidades con proveedores externos de manera inmediata.

Isomorfización

Se trata de la capacidad de utilizar el mismo código tanto para el cliente como para el servidor. Esto supone grandes ventajas, como la mayor rapidez, el mantenimiento más preciso o la versatilidad de las aplicaciones.

Nuevas tendencias en desarrollo Web

Es en este campo dónde las tendencias varían de manera más significativa de unos años a otros. Algunas de las más utilizadas en 2016, según prevén los expertos, serán estas.

La optimización

Ya no solo se puede (ni se debe) pensar en el diseño web como la parte estética de la página.

La optimización es una de las partes más importantes del trabajo del diseñador, y debe prestarle especial atención, utilizando las diferentes técnicas a su alcance para lograr un diseño bonito, acorde con el look & feel de la marca, y además, optimizado.

Algunos de los recursos que más suenan en este aspecto son las animaciones a través de CSS, los degradados, el uso de iconos frente a las imágenes o los lenguajes SVG.

SVG

Este es un lenguaje que permite ver las imágenes en formato vectorial. Así, se convierte en una herramienta imprescindible a la hora de colocar imágenes de alta calidad o iconos en una web, ya que puede ampliarse o reducirse sin perder ni un ápice de calidad.

El uso del lenguaje SVG es prioritario para el diseño web Responsive, permitiendo además el cacheado de todos los recursos gráficos que componen una página.

SPA

Son sitios que no se dividen en pestañas, sino que solo tienen una página. En un principio este tipo de diseños se utilizó para las aplicaciones, pero cada vez es más habitual encontrar toda la información de una empresa en una misma página.

Para poder distinguir las partes, la página se divide en distintas vistas (views) o en secciones, utilizando el scroll para desplazarse por cada una de ellas.

Material Desing

Las guías estéticas de diseño son una de las grandes apuestas de Google para este 2016. Se utilizan tanto para la construcción de interfaces de usuario como para las estructuras de los sitios web en general.

Cada vez es más común encontrarse con sitios o aplicaciones que se basen en uno de los lenguajes de interacción entre el usuario y la máquina propuestos por Google.

Grandes componentes

En este 2016, la información se concentrará con elementos gráficos de mayor tamaño: textos grandes, fotos que ocupan todo el espacio de la pantalla, o incluso vídeos que se convierten en fondos de las páginas web.

Menús inteligentes

Son navegaciones ocultas que aparecen según las acciones que realiza el usuario en una página web.

Diseño flat

Es el elegido por las grandes marcas para el diseño de sus logotipos, y cada vez se impone más en todas las demás.

Y es que tiene una ventaja muy grande para la usabilidad de la web: este tipo de logotipos pesan menos que los diseños en 3 dimensiones y así se evita el añadir tiempo innecesario de carga a la página.

Los colores Rich

Vuelven las webs coloridas, con colores brillantes y llamativos, al más puro estilo de los años 80.

Los pasteles brillantes, rojos, rosas, amarillos o verdes serán la clave del diseño web en 2016.

Bancos de imágenes NO

Con la popularización de uso de los recursos gráficos que se obtienen en los bancos de imágenes, gratuitos o de pago, las webs parecen muy similares unas a otras, porque se utilizan las mismas fotos.

Ahora se dice no a esto, y sí a realizar fotos personalizadas para la web que se está creando.

Entrada anterior
Instagram revoluciona el panorama de las redes sociales
Entrada siguiente
¿Cómo debe ser la agencia creativa del futuro?
También te puede interesar
Menú