Noticias

El fenómeno ad blocking, ¿el fin de la publicidad intrusiva en Internet?

Los anunciantes tienen que pensar por qué los consumidores no quieren ver sus campañas de publicidad. Al marketing digital le ha surgido un duro enemigo: el ad blocking. Se trata de programas o extensiones que los internautas instalan en sus navegadores y les permiten visualizar páginas sin campañas de publicidad (o, al menos, sin ninguna campaña creativa que sea intrusiva). Sin duda, todo un obstáculo para la agencia creativa de publicidad, que había visto en Internet un terreno abonado para captar nuevos clientes para sus marcas.

¿Qué es el fenómeno ad blocking?

Para poder definir este fenómeno, hay que situarse años atrás: con la popularización del mundo 2.0, muchos marketeros vieron la posibilidad de llegar a nuevos clientes. Pero esta euforia fue tal que muchos internautas se vieron agobiados por la cantidad de anuncios que recibían cuando navegaban por sus páginas favoritas, lo que terminaba por interrumpir sus lecturas e, incluso, les hacía abandonar sus visitas.

Para combatir este fenómeno del intrusismo de la publicidad en los usuarios de Internet, los desarrolladores comenzaron a pensar en algún programa que evitase que apareciese esta publicidad. Así fue como surgieron las extensiones AdBlock: simplemente, se instalan en el navegador y ya se puede disfrutar de Internet sin publicidad intrusiva.

Aunque la masificación de la publicidad sea la principal causa del crecimiento de uso de estos bloqueadores de anuncios, lo cierto es que hay alguna otra menor, pero que también se debe considerar para definir el fenómeno ad blocking:

Evitar que los datos personales del usuario sean utilizados por los anunciantes de manera fraudulenta.
Impedir que se instalen cookies que no se desean en los equipos,
Muchos anuncios están asociados a virus informáticos: instalando un AdBlock, se impide clicar sin querer en un enlace poco lícito y que el equipo resulte infectado.

Así las cosas, se puede concluir que el fenómeno ad blocking viene provocado por los propios anunciantes: por no respetar la navegación de los usuarios, por hacer uso ilícito de los datos que conseguían a través de los anuncios, por instalar cookies de seguimiento sin el consentimiento del propietario del equipo o por utilizar los espacios de publicidad para facilitar la propagación de virus informáticos.

Las extensiones AdBlock y Adblock Plus son las dos más utilizadas y ambas presentan versiones tanto para Chrome como para Firefox, Opera o Safari, los navegadores más utilizados en la actualidad.

¿Cómo afecta el ad blocking a las agencias de creatividad?

En principio, las agencias de publicidad que realizan su trabajo de manera apropiada no deberían verse afectadas por este fenómeno.

Aunque parezca que el ad blocking ha llegado hace pocos meses, lo cierto es que ya Windows 7 ofrecía un asesor web a sus usuarios que les recomendaba bloquear los contenidos que consideraba poco adecuados. Ahora, también iOS 9 trae filtros que evitan la publicidad intrusiva y, además, cualquier usuario puede instalar una de estas extensiones en su navegador con un simple clic.

Ahora, las agencias de publicidad deben ser más creativas en sus anuncios y buscar otros tipos de campañas que los consumidores no consideren tan intrusivas. Tal vez sea el momento de reciclarse y apostar por los nuevos soportes, que son menos intrusivos y no perjudican la navegación normal de los usuarios de la Red.

Anuncios en las redes sociales – Los AdBlock no evitan la publicidad de Facebook o Twitter en los timeline de los usuarios.

Banners dentro de las webs – Si se habla con un webmaster y se acuerda con él colocar publicidad en su web (no intrusiva) a través de una imagen, los bloqueadores de anuncios no lo percibirán como una amenaza y la campaña se verá igual.

Contar con influencersQue un blogger o una persona con gran reputación online hable a través de su blog o redes sociales de una marca es considerado publicidad no intrusiva: los consumidores acogen muy bien estos mensajes.

Estos son algunos tipos. Seguro que cualquier agencia creativa baraja más posibilidades.

¿Afecta el ad blocking a todos los tipos de publicidad?

No, según lo que se ha comentado en los párrafos anteriores. A grandes rasgos, hoy en día, las agencias de publicidad y las marcas pueden contar con diversos tipos de publicidad que no son detectados por estos programas y extensiones.

Por tanto, es labor de las marcas y de las agencias que realizan su publicidad investigar nuevas formas de publicidad para que las campañas no supongan un obstáculo para los internautas, cuando están disfrutando de su blog favorito, consultando noticias o información sobre una materia que les atrae o viendo vídeos para distraerse.

No hay que olvidar que el consumidor actual, mucho más preparado y conocedor de cuándo está recibiendo un mensaje publicitario, quiere tener el poder de decidir si desea ver o no un anuncio de una marca concreta.

Si la campaña es creativa, se difundirá a través de los distintos blogs y perfiles en redes sociales, sin tener que incrustarse sin permiso en los hábitos de navegación.

 

 

Entrada anterior
¿Qué futuro tienen las campañas de publicidad de email marketing?
Entrada siguiente
Campaña creativa con vídeos programáticos
También te puede interesar
Menú