Noticias

Diseño de páginas web corporativas obligatorias en este mundo conectado

Vivimos en una era de revolución tecnológica constante. El mundo cada vez está más conectado por lo que somos capaces de lanzar cualquier pensamiento a la red de redes y que llegue a los lugares más remotos del planeta con apenas un clic.

Esta facilidad para compartir nuestros mensajes ha causado un fenómeno que conocemos como “infoxicación”, que es, ni más ni  menos que, una saturación de información que puebla internet, sobre todo, con la proliferación de las redes sociales.

A pesar de ese efecto negativo que se está produciendo, todavía existe un gran número de empresas, especialmente microempresas, que no cuentan con una página web corporativa.

Los dirigentes de este tipo de empresas piensan que no vale la pena invertir en diseño web porque el presupuesto suele ser alto y no sienten que les vaya a reportar un claro beneficio.

La verdad es que no pueden estar más equivocados porque, actualmente, las empresas que no cuentan con una web corporativa tienen los días contados. Es tan sencillo como plantearse que, si tú no tienes una web  y tu principal competidor sí, podemos asegurarte de que su empresa llega a un mayor número de personas que la tuya.

¿Aún no te hemos convencido de que el diseño web es vital para tu proyecto? Sigue leyendo porque te vamos a dar más razones.

4 motivos por los que debes tener una web corporativa

1. Escaparate disponible en cualquier horario

Si tienes un negocio físico debes marcar un horario de actividad y atención al cliente. En el caso de una tienda online todo cambia pues estará abierta en cualquier horario todos los días del año.

¿Qué pasa si no tienes una tienda online? ¿Y si tu actividad no tiene nada que ver con internet?

La importancia de tener una web para tu negocio es la misma. Tienes que hacerte a la idea de que tu web corporativa es un escaparate que nunca cierra, de manera que cualquier usuario pueda acceder en el horario y lugar que le parezca más cómodo, para buscar información sobre tus productos o servicios.

Si en tu web aparece la dirección de tu oficina o tienda, podrás ganar nuevos clientes y si encima integras Google Maps en tu web, les facilitarás la tarea de encontrarte.

2. Una publicidad más eficiente

No podemos asegurar que la publicidad tradicional haya muerto,  pero es más rentable invertir en publicidad online que offline. Colocar un banner publicitario en una web que te garantice un número de visitas diarias, puede resultarte más económico y más productivo que colocar un gran cartel publicitario en una carretera. En internet, existen infinidad de formas de realizar mediciones a través de estadísticas, de manera que, se puede comprobar con una precisión brutal, el impacto que tendrá en los consumidores. En cambio, será más difícil de medir la efectividad de un cartel, un folleto o un flyer. Además, si una campaña publicitaria online no funciona como se espera, se puede modificar con un coste muy inferior al de una campaña offline.

Pero dejando a un lado el tema económico, un banner online en el que, al hacer clic, se  dirija al usuario a tu web tendrá un efecto increíblemente mayor, que si es el usuario quien debe introducir la URL de tu web en su navegador para acceder.

3. Atención al cliente más directa

Ya hemos hablado de que tener una tienda física, restringe la atención al cliente al horario en el que la empresa realiza su actividad, pero en una web corporativa, esta tarea se puede desarrollar de forma automatizada. Puedes colocar un formulario de contacto donde tus consumidores, te realicen consultas o incidencias, y atenderlas en orden de prioridad. Además, si hay dudas que se repiten, puedes crear un apartado en tu web con respuestas a las dudas más frecuentes. Otra funcionalidad interesante sería, incorporar un chat en el que los usuarios puedan comunicarse con tu servicio de atención al cliente en tiempo real. Las redes sociales también pueden servirte para ésto. Así, puedes crear un canal de comunicación con tus consumidores, en un ambiente más distendido y cercano.

4. Valor añadido

¿Qué puedes ofrecerles de forma gratuita a los consumidores para que se sientan en deuda con tu empresa? Puedes crear contenido que sea de utilidad para tu audiencia, ya sea mediante un blog corporativo como mediante el regalo de ebooks con información, que pueda resultar relevante a tu público objetivo. Estas prácticas generan en los usuarios, un curioso sentimiento de deuda con la empresa porque sienten, que les están regalando contenido de calidad y serán más receptivos a los productos y servicios que les quieras vender. No siempre se traduce en un gran aumento de ventas, pero sí puede ayudar a que, conecten con la marca y pasen de consumidores puntuales a convertirse en fans.

¿Sigues pensando que el diseño web no es importante? En Amundsen sabemos qué es lo que necesitas para que tu proyecto llegue a lo más alto, tan sólo ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.

 

Entrada anterior
Diseño de páginas web responsive llega a todos tus potenciales clientes
Entrada siguiente
El coste de un buen diseño web
También te puede interesar
Menú