Noticias

Comunicación corporativa, es bueno externalizarla

El acierto de externalizar la comunicación corporativa

La comunicación corporativa ha evolucionado muchísimo en los últimos años, sobre todo tras la aparición y consolidación de las redes sociales como canal bidireccional con los clientes reales y potenciales. Tanto es así, que debemos diferenciar entre comunicación offline y comunicación online dentro de la estrategia de Identidad Corporativa y de promoción de productos.

La primera es la de toda la vida. Medios de comunicación como la prensa, radio, televisión, correo postal, etc. La segunda, que se convierte en protagonista en este siglo XXI, comprende los medios de comunicación digitales, los sitios webs, las redes sociales o las campañas de mailing, es decir, todas las que se se sirven de conexión a internet.

Una estrategia de comunicación efectiva debe buscar la armonía entre ambas vertientes de la comunicación actual. Está muy bien que creemos páginas de Facebook y le demos contenido, pero también puede ser muy eficaz un anuncio en la radio. Cada empresa debe analizar cuáles son los medios que más le interesan, teniendo en cuenta variables como la edad del público, si está muy segmentado, si es de gran poder adquisitivo, etc.

El problema es que muchas empresas, no tienen conocimientos o no tienen tiempo suficiente para dedicarle a esta rama tan crucial en la empresa. Es ahí donde surgen las agencias de comunicación, una solución muy inteligente para lograr una difusión de nuestros productos óptima.

Comunicación offline

En cuanto a la comunicación offline, las agencias de comunicación ofrecen un gran valor añadido. Conocen a los periodistas y, en ocasiones, a los directivos de los medios. Es una gran ventaja para lograr mejores precios o mejores horarios a la hora de lanzar un anuncio. A ésto hay que sumarle, por supuesto, la experiencia de realizar este tipo de acciones de forma continuada, con lo cual se presume que será más efectivo que si la gestión del anuncio, la realiza la propia empresa, si es la primera vez que lo hace.

Si hablamos de otro tipo de comunicación offline fuera de los medios de comunicación tradicionales, existen canales muy interesantes, como los anuncios en diferentes soportes publicitarios: lonas, carteles, mupis, merchandising, etc. De la misma forma, las agencias de comunicación conocen bien a estas otras empresas proveedoras (por ejemplo las serigrafías), con lo que confiarles la gestión de este tipo de publicidad, supone a buen seguro un ahorro de tiempo y una mayor efectividad.

Comunicación online

Sobre esta otra vertiente hay mucho sobre lo que se puede hablar. Es muy fácil crear una página en Facebook o un perfil en Twitter, porque además no suponen un coste económico. Y de la misma forma, podemos generar contenidos de dudoso interés para nuestros seguidores. Lo cierto es que difícilmente, lograremos una gran comunidad de seguidores que puedan convertirse en clientes (ese es el objetivo final) si no dedicamos el tiempo suficiente a generar contenido propio de verdadero interés o no realizamos campañas de pago que suelen ser muy efectivas. Para eso están las agencias de comunicación.

En todo caso, lo primero que debemos analizar en cuanto a las redes sociales, es cuáles son las que realmente nos interesan. Uno de los primeros errores que cometen las empresas a la hora de dar el salto a las redes sociales, es crear perfiles por crearlos. De hecho, uno de los principales errores que se cometen, es tener perfiles incompletos o sin contenido, lo que genera una mala imagen. También es muy usual ver perfiles personales de Facebook en lugar de páginas. De forma que las empresas, en lugar de tener seguidores tienen “amigos”. No es lo aconsejable porque, entre otras cosas, no podrá generar campañas de pago o programar publicaciones en el propio Facebook.

Habitualmente, las empresas crean perfiles en Facebook. Y sí, es la red social que más usuarios posee en el mundo y es donde pasamos más tiempo, por tanto hay que estar ahí. En cuanto a Twitter, es otra red social generalista, que también es muy interesante por su inmediatez a la hora de ofrecer información y por el juego que dan los hashtags. Además, también ofrece la posibilidad de realizar campañas de pago. Linkedin es una red social que le interesa, sobre todo, a empresas que tienen como clientes a otras empresas y a personas de cierto nivel educativo, ya que es el tipo de usuario habitual que nos encontramos en esta red social profesional.

Otra red social, como Instagram, le interesa mucho a las empresas que tienen gran capacidad de generar imágenes, ya sea una tienda (online o no), restaurantes, bares, atracciones turísticas, etc. Además, es una de las que más ha crecido y más se ha consolidado en este último año 2016. Pinterest, es otra red social que cada vez gana más adeptos por lo atractivo de la presentación de imágenes. Es muy interesante para las tiendas online, ya que permite comprar ahí directamente.

Por tanto, por conocimientos, por tiempo y, sobre todo, por efectividad, lo inteligente es contratar una agencia de comunicación. A veces lo barato, sale caro.

 

Entrada anterior
Campañas de publicidad de mucho éxito
Entrada siguiente
Los pilares de un buen diseño web
También te puede interesar
Menú