Noticias

¿Cómo hacer una campaña de publicidad eficaz?

El fuerte impacto que recibimos cada día, con miles de campañas de publicidad lanzadas por las distintas marcas para atraernos, hace que la mayoría de los usuarios se mantenga pasiva ante tal aluvión de mensajes.

Por ello, la única forma de que una agencia creativa consiga, realmente, llamar la atención pasa por encontrar elementos únicos, novedosos y frescos que interesen y hagan que fijarse en lo que está vendiendo.

Pero ¿cómo se consigue el éxito en una campaña?, ¿cuál es el secreto de que unas pocas privilegiadas lleguen y otras muchas pasen desapercibidas para los usuarios?

Las campañas de publicidad son el producto final que llega a los consumidores, pero antes de esto, son muchas las estrategias y planes que han sido estudiados, diseñados y puestos en marcha (de los cuales, algunos han conseguido su objetivo y otros caen en el olvido).

La fórmula del éxito no la conoce nadie, pero sí que podemos establecer una serie de pasos que deben seguir las agencias, para crear publicidad eficaz, y que pueden resultar vitales para conseguir el éxito que solo ellas pueden cosechar, en su nuevo papel de creadoras de planes de marketing.

Pasos para hacer campañas más eficientes

1. Marcar los objetivos desde el principio

El primer paso que debe seguir toda agencia creativa es establecer una hoja de ruta sobre los objetivos para los cuales va a trabajar. Para ello, es fundamental que todo el equipo trabaje en la misma dirección y todos tengan claro hacia dónde se dirigen.

En muchos casos, las empresas buscan, simplemente, darse a conocer en nuevos mercados o target distintos. Otras empresas quieren atraer nuevos clientes, mejorar su imagen de marca o posicionarse como líderes en el sector. En función del objetivo final que persigan, deben enfocar su estrategia de marketing.

2. Elaborar el briefing

Una vez que tenemos claro el objetivo a seguir, es momento de realizar un plan de marketing, en el que incluyamos, en primer lugar, los valores, misión y objetivos de la empresa y canales a través de los cuales vamos a difundir el producto.

Después, habrá que delimitar tanto a quién se dirige la marca o el producto concretos, su propia definición, qué tiene de diferente con respecto a la competencia o qué beneficios y valor añadido ofrece al consumidor potencial.

Este trabajo debe ser conjunto entre la agencia de publicidad y las distintas áreas de la empresa que han de tener una visión global. Aquí también se debe incluir un estudio de las principales empresas y los productos similares de la competencia, así como aspectos relativos al ciclo de vida del producto, sus características físicas o la rentabilidad que puede tener.

3. Elaborar el mensaje y la propuesta base

Primero, se establecen los beneficios que ofrece el producto y estos son presentados y consensuados por el equipo, que le dará el visto bueno, para que se elabore una campaña de publicidad en torno a estos. Después, es momento de incluir estos beneficios en el mensaje, que ofrecerá razones por las que el producto es el mejor del mercado.

4. Realizar un estudio y plan de los canales de difusión

Es fundamental que la marca sepa moverse allí donde está su target. Así, deben realizarse un análisis y una búsqueda de los medios digitales, para saber cuál es el entorno más idóneo para publicitar los productos. Solo así conseguiremos llegar a nuestros potenciales clientes de forma directa.

Tras el estudio previo, y conociendo sus resultados, es necesario hacerlos constar en el plan de trabajo, en el que se concretarán las plataformas y los medios en los que aparecerán el producto o servicio, el número de apariciones, la extensión, la fecha, la hora…

5. Personalizar los mensajes para distintos soportes

Una forma rápida de mejorar la difusión y rentabilidad del mensaje es adaptarlo a los distintos medios y audiencias a través de una estrategia multisoporte. De esta forma, se multiplican las posibilidades, sin tener que aumentar la inversión. Para que esto funcione, es fundamental que se realicen una coordinación y un seguimiento continuos de todos los medios donde nos posicionamos y los plazos estipulados.

6. Feedback y control de la campaña

Tras poner la campaña en marcha, hay que realizar también un completo seguimiento de lo que dicen los clientes y usuarios: si les llega adecuadamente el mensaje, si (por el contrario) la campaña no funciona y los consumidores reaccionan con rechazo… Esta valiosa información servirá para medir los resultados y redirigir la campaña, en caso de que sea necesaria para mejorar el ROI publicitario.

Pero, para conseguir éxito, no basta con seguir estos pasos. Las agencias creativas necesitan aunar distintas variables (como ideas ingeniosas, talento y profesionales que sepan trabajar en equipo y con la creatividad necesaria para ponerlas en marcha) y, por supuesto, saber crear el vínculo social, facilitar relaciones y fomentar la comunicación entre empresa y usuario.

Si a esto sumamos el gran desarrollo tecnológico al que asistimos, en la actualidad, y el componente real, el cóctel estará listo para triunfar.

Entrada anterior
¿Cómo debe ser la agencia creativa del futuro?
Entrada siguiente
Fidelizar clientes, esencial en el e-commerce
También te puede interesar
Menú